¿Y si es inocente?

Como estudiante de abogacía, pero también como parte componente de la sociedad argentina, y por ciertas afinidades socio-económicas y culturales (además de la particularidad de no ser de Buenos Aires, y el carácter conservador que aún se mantiene en las provincias) con los implicados, he estado siguiendo con inaudita atención el caso Nora Dalmasso en estos últimos meses.

Ahora que la imputación, sustentada en el ADN levantado de restos de piel dejados por el asesino en el lazo con el que fue ahorcada la víctima, ha recaído sobre el hijo de Nora, es decir Facundo Macarrón, y teniendo en cuenta que la Fiscalía habla de sospechas del delito de abuso sexual calificado seguido de muerte, es patente que el caso ha cobrado un interés mediático significativo. El atractivo para los medios de comunicación se fundamenta, básicamente, en las especiales características de la familia (clase social, sobre todo), y en las supuestas circunstancias del crimen: el incesto, como se sabe, y desde la mitología griega, es una de las prohibiciones culturales que permanecen inconmovibles en tiempo y espacio, no obstante escasas excepciones. Incesto es sinónimo de tabú, pero también de delito, más allá de que la relación sea practicada con mutuo consentimiento entre mayores de edad.

Ciertamente, la prensa ha “sabido aprovechar” estas vicisitudes generadoras de tanto morbo a nivel social, y esto ha redundado, como era esperable por parte de los medios argentinos, en una utilización del caso que bordea lo perverso, sin la más mínima consideración para una familia que ha sufrido y que sigue padeciendo un verdadero drama. No sorprende pues, la especial trascendencia que programas de todo tipo y contenido, revistas y páginas web, le han adjudicado a la preferencia sexual del imputado; dato que, si bien podría llegar a tener cierta relación con el móvil del supuesto crimen, al día de hoy no pasa de ser anecdótico.

Por múltiples características, está clarísimo que Facundo Macarrón no es un chico de 20 años más, igual a la mayoría de los jóvenes de ésa edad en la república Argentina. Pero, yo me pregunto, al ver y escuchar a periodistas pontificando con absoluta liviandad, revelando datos que conciernen a su más estricta vida privada, asediándolo de aquí para allá, convirtiéndolo en la nueva presa del furor mediático argentino: ¿y si Facundo Macarrón es inocente? Seguramente, todos se olvidarán, a la sangre se la llevará el río, al rating otro “imán”, a las palabras, el viento, y sólo quedará la certeza de una vida, si no arruinada, al menos, afectada en gran medida. Y quizá quien hoy es señalado como victimario, no haya sido otra cosa que una víctima más.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Y si es inocente?

  1. Facu dijo:

    Antes que nada, felicitaciones por el nuevo blog. En WordPress, eh, jajaja, con toda la onda.

    Con respecto al caso Dalmasso, y al rol de la prensa, coincido de punta a punta con tu análisis: me parece que, como siempre, se están sobrepasando en la invasión de las vidas privadas de la personas para lograr mejor niveles de audiencia. Patético, pero no sorprendente.

  2. Eduardo dijo:

    Bueno aca inauguro esta seccio de comentarios, felicitandote por la renovacion del espacio, y diciendote que es cierto: la utilizacion que los medios estan haciendo de este caso es grotesco. No se si el chico es inocente o no pero aunque lo fuera, eso no justifica el nivel de intromision y amarillismo que han demostrado.

  3. avellanal dijo:

    Gracias, chicos, por venir hasta acá también. Me alegra saber que aún tienen ganas de leer las menudencias que uno puede cavilar.

    Inicié con el tan mentado caso Dalmasso porque verdaderamente me tiene muy intrigado. Espero luego dedicarle alguna entrada más, cuando las pericias sean más sólidas.

    ¿Nadie dice nada del nombre? Estuve quince minutos pensándolo.

  4. val dijo:

    Una buena decisión, este sistema de bitácora es mucho más agradable:)

    Yo como comprenderás no conozco el caso, pero el nombre(Facundo Macarrón) me ha producido mucha risa:D

  5. Germán dijo:

    Primero, felicidades por el nuevo blog.

    En cuando a lo que dices, estoy de acuerdo contigo. El amarillismo y el rating está en “lo Top” en estos tiempos, lamentablemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s