El triunfo de la mesura

El arrasador vendaval de votos que cosechó Mauricio (que es Macri), y que le posibilitó ganar la segunda vuelta electoral, para convertirse en el próximo Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, marca dos puntos de inflexión: el primero, un durísimo revés (otro más) al mito de la invencibilidad del matrimonio K., y a la extorsión de lo que Jorge Asís ha dado en llamar el Frente Encuestológico para la Victoria, demostrando que el apoyo oficial no resulta tan determinante para influir en procesos eleccionarios que la ciudadanía no asocia directamente con el ámbito nacional, y que las encuestas pierden cada día más poder de credibilidad ante la opinión pública; el segundo, el líder del PRO, durante el transcurso de toda esta campaña electoral, ha sentado las bases de, aunque suene a cliché, una nueva forma de hacer política, no sólo en el circunscrito terreno porteño, sino en la Argentina toda.

A los métodos tradicionales utilizados en la configuración de cualquier arquitectura política, a los acostumbrados excesos presidenciales, al barullo dialéctico, Macri le ha opuesto la sensatez y la mesura. Estamos seguros de que la gente quiere un cambio. Quiere más respeto, más tolerancia, más diálogo, menos confrontación, menos violencia y menos resentimiento. En ésas escuetas palabras, puede buscarse la esencia del mensaje que el ex presidente de Boca, con mucha perspicacia e inteligencia, ha sabido transmitir a los vecinos de la ciudad, mostrándose ajeno a las denominadas “campañas sucias”, a las provocaciones e insultos, y concentrando todas sus energías en lanzar propuestas y soluciones, con el diálogo (y no el discurso) como principal estandarte.

También ha quedado, de alguna manera, desmitificado, aquel axioma de que a Macri sólo lo votaba un sector minoritario de la población: el estereotipo centroderechista de clase media/alta. ¿Es el 60% del electorado de Buenos Aires acaso de derecha; o, como risiblemente postula el “filósofo oficial” José Pablo Feinmann, de tendencias fascistas? Además, no hay que pasar por alto que el ingeniero ganó, sin excepción, en cada uno de los barrios porteños. Es cierto que las ventajas más holgadas las sacó en barrios ricos, como Recoleta, pero también triunfó en distritos más populares, como Villa Devoto o Pompeya. En ese sentido, el candidato derrotado, Daniel Filmus, cometió un error colosal al asegurar que a él “lo votaron los que piensan”: palabras que sólo reflejan petulancia e imposibilidad de asumir errores propios y virtudes ajenas: características sintomáticas de las que Kirchner todavía no se desprende. Quizás esta sucesión de derrotas electorales que ponen en jaque su proyecto hegemónico le sirvan de lección.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Política. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El triunfo de la mesura

  1. Facu dijo:

    Excelente análisis de los comicios de ayer -en la línea del diario La Nación, aunque es un punto de vista que se comienza a extender al resto de los medios que le están perdiendo el miedo al soberano K-.

    En lo personal me alegra muchísimo que haya ganado un hombre serio, con proyectos e ideas nuevas, y que no apela a la descalificación permamente como forma de hacer política. Si se postula eventualmente a presidente en el 2011 creo que lo votaría con los ojos cerrados. La sociedad argentina se está cansando de tanta prepotencia, mentira y resentimiento.

  2. Eduardo dijo:

    Yo también estoy muy contento con este triunfo de Mauricio, dedicado especialmente a Hebe de Bonafini y a todo el séquito de impresentables disfrazados de progresistas como el mismo Feinmann que vos mencionas: un intolerante y resentido al que se le debería caer la cara de verguenza por las barbaridades que dice. Y si, el verso de que Mauricio representa a la extrema derecha, al menemismo, a los militares y al sector más radicar de la Iglsia Católica, con estos resultados, también se vino abajo. Pese a que metieron miedo en toda la campaña, la gente eligió el cambio.

  3. dolores dijo:

    Buenos Aires con Mauricio va a estar bueno!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s