“Breakfast on Pluto”, de Neil Jordan

La historia del cine es pródiga en cuanto a grandes películas cuyos protagonistas son varones travestidos; algunos por conveniencia (como Tony Curtis y Jack Lemmon en Some Like Hot, de Billy Wilder), otros por puro gusto (como Tim Curry en The Rocky Horror Picture Show). Neil Jordan, quizá uno de los cineastas europeos con mayores pergaminos en las últimas décadas, ha contribuido, con Breakfast on Pluto, a engrosar esa curiosa lista en la que se conjuga travestismo con calidad cinematográfica.

Al igual que en la renombrada The Crying Game, el director elige como ambiente narrativo la Irlanda del Norte de los primeros setenta, aunque a diferencia de aquélla película, en Breakfast on Pluto el tono general está drásticamente alejado de la solemnidad. Se trata de la maravillosa y surrealista historia, entre trágica y cómica, del joven Patrick “Kitten” Braden: un ser inocente y frágil, pero al mismo tiempo, dotado de un corazón inmenso y de una valentía para sobreponerse a las adversidades rayana en el heroísmo. Patrick fue abandonado de bebé por su madre y criado por una mujer que nunca logró aceptar sus tempranas inclinaciones diferentes. Recibió maltratos en el rígido colegio católico al que asistía, y cansado de la incomprensión en torno a su identidad sexual, decidió escaparse del opresivo núcleo que lo envolvía, para emprender un viaje sin destino fijo, aunque con la esperanza de hallar a su progenitora. Lo antedicho puede llevar a pensar que estamos frente a un film melodramático, con tintes ásperos y graves, pero nada más alejado de la realidad, puesto que Jordan otorga a la historia un carácter delirante y lúdico, en el que de todos modos encuentra ocasión para entremezclar en la trama, acontecimientos históricos muy en boga por esos años, como la escalada de violencia entre el ejército británico, la Real Policía de Ulster y el IRA.

El tono simpático, sin embargo, se desprende principalmente del hecho de que Patrick no es un travesti conflictuado, sino todo lo contrario. Su periplo recorre diversos senderos, y en muchos de ellos suele salir lastimado, tal vez a causa de su ingenuidad, pero también por su completa falta de egoísmo, por su desprendimiento absoluto y su necesidad de brindarse al otro. La actuación de Cillian Murphy, dando vida a este risueño ser, sólo es digna de cerrados aplausos: mejor, imposible. Además, Breakfast on Pluto cuenta con el apoyo extra de magníficos y reconocidos actores, que suelen integrar el staff permanente de Neil Jordan, como Liam Neeson (caracterizando con plena aptitud a un sacerdote que tendrá vital trascendencia en la vida de Patrick), Stephen Rea, Brendan Gleeson e Ian Hart.

La historia, además de ser comentada por algunos pájaros (un recurso un tanto curioso), guarda estrecha vinculación con la exquisita banda sonora que se sucede durante las más de dos horas de duración, cobrando una importancia diametralmente mayor que en la generalidad de las películas, hasta el punto de relegar en significación a muchos diálogos. Así es que escuchamos a T-Rex, Buffalo Springfield y Van Morrison, entre otros artistas. A todo esto, hay que sumarle algunos nada solapados homenajes al glam rock y hasta la aparición de Brian Ferry, uno de los paradigmas de dicho movimiento musical.

En definitiva, un retrato vivaz y alegre, sin caer en clichés, sobre cómo enfrentar el inconveniente de ser diferente en medio de un entorno hostil y conservador a ultranza. Con un ritmo argumental compacto, que prácticamente no decae en ningún momento y dividida en 34 episodios, Breakfast on Pluto me parece, junto con The End of the Affair, el trabajo más sólido de un director ya de por sí muy consistente.

Breakfast on Pluto (Irlanda, 2005).
Director: Neil Jordan.
Intérpretes: Cillian Murphy, Liam Neeson, Ruth Negga, Stephen Rea, Brendan Gleeson, Ian Hart.
Calificación: 7.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Breakfast on Pluto”, de Neil Jordan

  1. val dijo:

    Me la apunto, espero comentántela en breve:)

    Lo de que tenga componentes glam no me extraña, el travestismo suele ir muy unido a ello.

  2. Ignacio dijo:

    Yo sé que esta peli se estrenó en su momento acá y estuve a punto de ir a verla y después terminé entrando a ver algún bodrio. Voy a tratar de alquilarla porque me gustó tu comentario.

  3. agnes dijo:

    parece una película cuanto menos curiosa :D

    y si encima está acompañada de una decente banda sonora, la apunto, que tus recomendaciones no suelen ser nada malas

    ;)

  4. dolores dijo:

    si, parece una peli interesante para ver. y el actor ese Cillian Murphy es muy bueno, asi lo demostró en la ultima entrega de Batman.

    lo que si me sorprende es a vos viendo esta clase de pelis xD. :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s