Best sellers: ¿palabra vedada?

La popularidad de la mala escritura es análoga al placer que se experimenta cuando se come fast food. (Norman Mailer, The Spooky Art).

Desde hace cierto tiempo un significativo equívoco se viene repitiendo una y otra vez: la asimilación de best seller a un determinado autor. Una definición sencilla pero contundente dictamina: best seller: “obra literaria de gran éxito y mucha venta”. Yo pensé que acudiendo al diccionario me iba a encontrar con algo así como: best seller: “dícese de autores como Stephen King, John Grisham, Wilbur Smith, Tom Clancy y J. K. Rowling”. Sin embargo, ni rastros de eso. La definición hace referencia a libros y no a autores. Aunque es más que evidente, la confusión surge de las impresionantes ventas que todas y cada una de las obras de los antes mencionados desatan en el mercado, casi de forma automática con su aparición, provocando, no pocas veces, furor y delirio colectivo. El “fenómeno Harry Potter” es ejemplo concluyente y paradigmático. Ergo, la mezcolanza se hace ineludible y el best seller pasa a ser ya la persona de Rowling y no su sucesión interminable de éxitos literarios.

Pero aquí no concluyen las complicaciones y demás bataholas. Es que se suma la valoración que muchos efectúan del best seller, ya no como un mero libro, ya no como un autor en concreto, sino como un género literario más, nuevo y disímil. Aquí el desacierto, me parece, proviene de mezclar pautas del mercado con pautas de la creación literaria. No es lo mismo marketing y productos casi prefabricados que pueden ser asociados e identificados por el lector de forma unitaria, que la concordancia estructural común que presentan los diferentes géneros literarios.

Superados momentáneamente esos escollos, toca ahora ocuparnos del quid de la cuestión. Existe también, dentro de ciertos círculos literarios, la asociación inmediata entre “alcanzar el rango de best seller” y la descalificación, el desprestigio y la mala reputación. En otras palabras, “no cometerás la infamia de que tus libros se ubiquen al tope de las listas de más vendidos; de lo contrario, serás duramente vilipendiado, caricaturizado y te constituirás en objeto de cometarios peyorativos constantemente por parte de la crítica especializada y docta”. Me figuro que este criterio, tajante y categórico, sin mínimas condescendencias, hasta arbitrario si se quiere, es francamente risible y grotesco. La pretensión de que best seller sea sinónimo perenne de nula calidad literaria queda hecha añicos con un par de ejemplos: Main Street, la novela de Sinclair Lewis, encabezó las listas estadounidense en 1921, año de su publicación; El nombre de la Rosa, del semiólogo italiano Umberto Eco, novela histórica culturalista, causó un verdadero boom de ventas que se prolonga desde 1980 hasta nuestros días. Es redundancia agregar datos ya conocidos por todos, como que The Catcher in the Rye (El guardián entre el centeno), del aislado Jerome David Salinger ha sido un éxito sostenido, y cada nuevo año se conciben numerosas reediciones; o que Charles Dickens sufrió crisis emocionales a causa de la gran demanda del público.

No es, por otro lado, mi intención, convertirme en apologista del fenómeno actual del best seller, ni mucho menos. Pero tampoco considero adecuado caer en los extremismos o en los prejuicios simplificadores. El debate “calidad versus cantidad” me parece francamente tramposo y nada constructivo. Por eso, rehúso a calificar al best seller invariablemente de mala palabra. He leído a Stephen King, y lo juzgo un escritor mediocre que, sin embargo ha progresado con el correr del tiempo. Prefiero leer a García Márquez, claro está, otro autor que nos tiene acostumbrados a figurar en todas las listas internacionales. Pero citando a un escritor argentino, con respecto a quienes Paulo Coelho “les cambió la vida”, no puedo más que alegrarme por ellos y seguir jubilado en mis lecturas borgenas.

Lo que sí realmente me enfada son los escritores que se plantean como meta, antes que concebir una obra literaria, inventar un éxito de ventas. Proponerse escribir un best seller es un atentado, verdaderamente, que conspira de forma análoga contra las cualidades y méritos artísticos que una obra pueda llegar a tener. Por eso, me permito criticar a los libros prefabricados, a las historias estereotipadas, a los textos cuyo lenguaje es ordinario y no implican, aunque sea, un mínimo esfuerzo intelectual por parte del lector. Aunque, reitero, respeto a todo aquél que decide leer a Danielle Steel o a Robin Cook.

La literatura es imperceptible e infinita. Hay libros fugaces que hoy arrasan con todo y permanecen en la cima por espacio de más de un año. Sospecho que en un par de décadas pasarán inadvertidos, y muchas veces, olvidados en algún reducto infranqueable. A los otros libros, ésos que sirven para cultivarse, que no nos desenmascaran verdades ocultas ni enigmas clandestinos sino que nos provocan incertidumbres inmensas, a ésos, bien vale lo que Borges alguna vez escribió para una novela de Wells: Pienso que habrán de incorporarse como la fórmula de Teseo o la de Ahasverus, a la memoria general de la especie y que se multiplicarán en su ámbito, más allá de los términos de la gloria de quien los escribió, más allá de la muerte del idioma en que fueron escritas. De lo contingente y de lo imperecedero pues.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Literatura. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Best sellers: ¿palabra vedada?

  1. val dijo:

    “Por eso, rehúso a calificar al best seller invariablemente de mala palabra”

    ¡La transformación de Claudio! :P

    ” Lo que sí realmente me enfada son aquéllos escritores que se plantean como meta, antes que concebir una obra literaria, inventar un éxito de ventas.”

    Como Dumas y todos los folletineros. Pero bueno…¡si pese a todo consiguen buenos libros, qué mas da!

  2. Facu dijo:

    Je, es una sorpresa leerte algunas frases de las que has puesto acá. Yo pensé que best seller sí era mala palabra para vos, pero ahora me desengaño. Por eso, voy a ver si para tu cumple te regalo algo de Dan Brown o bien alguno de esos thrillers jurídicos de John Grisham. xDD

  3. dani dijo:

    Waaau… cambiaste la presentacion del blog eh. Me gusta mucho mas esta(yo ya te habia dicho que tenias que cambiarla).

    Con respecto a lo de los best-sellers tu comentario me parecio muy conciliador, algo que va mucho con tu forma de ser, aunque me sorprende que no hayas aprovechado para mencionar a tu apreciadisiama Isabel Allende(a la que estoy leyendo de nuevo, para tu desconsuelo, jaja).

    Besos!

  4. avellanal dijo:

    Sí, ya tocaba modificar la presentación, es cierto. Solamente se hace lo que se puede.

    No me he transformado ni he renunciado a mis gustos literarios, pero tampoco me parece correcto ponerse en un altar y comenzar a demonizar a todos los que no escriban como… digamos Thomas Mann. Isabel Allende particularmente me parece un pésimo intento de imitadora del primer García Márquez. Y ciertamente preferiría algún libro de Stephen King antes que uno de los mencionados John Grisham y Dan Brown. Desde ya, muchas gracias.

  5. Ignacio dijo:

    Ahh bueno, por fin terminó la etapa de prueba -o de experimentación, como quieras decirle. Este fondo grisáceo/negro no pega con un pibe tan límpido como vos.

    Conozco mucha gente a la que Coelho le ha cambiado la vida y a otras que se podría haber hecho un viaje de un mes a Monaco con todo lo que llevan gastado en libros, dvds, merchandising y demás chucherías de Potter, Harry Potter.

  6. pads dijo:

    vaya, esto me recuerda la conversación que tuvimos el otro día :) normalmente los libros que están en la sección de Best Seller producen cierto rechazo, pero soy un lector compulsivo, y muchos caen en mis manos… la mayoría son infumables, pero hay algunas joyas… Todo esto del best seller es algo complejo de definir, salvo por los resultados en caja, poco más comparten libros y autores así definidos

  7. Germán dijo:

    Pipi y los libros de Autoayuda? No son un género también y/o considerarlo un genero aparte, a esta altura? jejejeje. Best Seller no es sinónimo de mala palabra, pero hay demasiada basura.

    A mí pj. me gusta Wilbur Smith. Ahhh, me sigue sin gustar García Marquez. Sobre gustos………

    Espero no sonar demasiado liviano ;)

  8. avellanal dijo:

    En efecto, los libros denominados de autoayuda se han convertido ya casi en un género aparte, pero no siempre son necesariamente best sellers. Paulo Coelho quizá sea uno de los representantes más “ilustres” en esa materia, y sus libros son, como dice pads, infumables, dese mi óptica.

    Sinceramente nunca leí nada de Wilbur Smith, así que poco puedo opinar sobre sus libros.

  9. JRRR dijo:

    Nota al margen: está mal escrito el nombre de Borges en la cita; Joge.

    ¿Acerca de los bestsellers? algunos pueden ser buenos, otros entretenidos, otros soberanamente malos…que curioso, como todo en la vida :P

  10. avellanal dijo:

    Gracias por el aviso, Juan. Muy atento de tu parte. Ya está corregido.

  11. Al dijo:

    Bueno yo tengo una repulsión inherente a los Best Sellers, si me dicen “lee esto, es un best seller” no niego que ya tiene un prejuicio apuntado negativo. Aunque, en más de una ocasión me he llevado buenas sorpresar y me han gustado, a pesar, de ser best seller.

  12. eze dijo:

    SABES LO QUE PASA? TE OLVIDAS DE UN PUNTO… SI REVISAS LA BIOGRAFIA DE TODOS LOS AUTORES DE BEST SELLER ENCONTRARAS QUE INVARIABLEMENTE TODOS SE LO PROPUSIERON, ES DECIR, CASI NINGUNO ES BEST SELLER CASUAL, SALVO LA ROWLING HASTA DONDE SÉ, LOS DEMAS TODOS LEIAN BEST SELLER PARA AVERIGUAR EL ESQUEMITA EXITOSO… LO INTERESANTE SERÍA QUE ANALICEMOS CUÁL ES EL ESQUEMITA Y LO DIFUNDAMOS… NO TE PARECE? SI HACEMSO QUE ALGO SEA CONCIENTE PIERDE EL PODER DE HECHIZO

  13. avellanal dijo:

    Si te soy sincero, nunca me he dedicado a leer una biografía sobre un autor de best sellers… quitando a Dickens, claro.

    El esquema ése, en efecto, existe. Basta agarrar un par de novelas de Robin Cook y de Wilbur Smith, compararlas y analizarlas… hay una estructura común que se mantiene, casi siempre, invariable.

  14. Fabricio Zambrano dijo:

    Deseo saber, en que idioma està escrita la palabra best seller y de donde fue su origen.

    Saludos cordiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s