“Plein soleil”, de René Clément

¿Es posible imitar los rasgos físicos, los ademanes, la conducta, y hasta la voz de otro hombre, a tal punto de acabar metamorfoseado en él? Tal es la ardua tarea que Alain Delon emprende con maquinal arresto en Plein soleil (A pleno sol), película de suspense francesa, que se inscribe, según mi entender, a casi medio siglo de su estreno, en la mejor tradición cinematográfica de un género que reconoce a Hitchcock como indudable maestro.

Todos los que conozcan a la novelista estadounidense Patricia Highsmith sabrán, asimismo, que su creación más popular es el personaje de Tom Ripley, al cual caracterizó en varias de sus obras. A contramano de los patrones de la novela policíaca, Highsmith logró que no pocos lectores experimentasen lazos afectuosos con, literalmente, un indigno villano. En efecto, Ripley se ubica en las antípodas del Chevalier Auguste Dupin de Poe, del Shelock Holmes de Conan Doyle, del Hércules Poirot de Agatha Christie, o igualmente, de detectives con un asumido perfil de antihéroes, como los emblemáticos productos de la novela negra fundada por Hammett y Chandler.

Plein soleil supuso la inaugural adaptación cinematográfica de una novela con Tom Ripley de protagonista, y a la postre, sin ningún tipo de dudas, la más elogiable de todas. René Clément, su director, sin alcanzar los honores prodigados a los genios del séptimo arte francés, con justicia ha sido objeto de una revalorización en las últimas décadas. Su film de 1946 La bataille du rail está considerado como una de las grandes piezas del cine europeo de posguerra; en lo personal, sólo he tenido ocasión de observar Che gioia vivere (¡Qué alegría vivir!), una simpatiquísima (e inteligente) comedia con tintes políticos, en la que también actúa Alain Delon.

Yendo a la trama, en la primera entrega de sus maquiavélicas andanzas, Tom Ripley es enviado a Italia por el acaudalado señor Greenleaf, para que busque y traiga de vuelta a los Estados Unidos a su hijo Philippe, un playboy que lleva una existencia placentera y despreocupada, despilfarrando la fortuna paterna Una vez allí, Ripley establece un turbulento y complejo triángulo con él y su amante Marge, a medida que su fascinación por el estilo de vida relajado que allí llevan, va incrementándose. A menudo se siente despreciado por Philippe, que en no pocas ocasiones saca a relucir las diferencias culturales y sociales abismales entre uno y otro, y finalmente (se presagia desde el principio) planea asesinarlo, con el objetivo compuesto de quitarle todo el dinero suplantando su identidad. Entran en juego la idea del crimen perfecto y la siempre metafórica cuestión del doble, presente desde una de las primeras escenas, en la que por medio de un encuadre inquietante, Delon imita con meticulosidad a su congénere frente a un espejo.

Las particularidades a resaltar de Plein soleil son muchas, pero es imperante destacar, ante todo, que en este caso bien vale el término “adaptación”, pues los que han leído el libro de Highsmith, The Talented Mr. Ripley, advertirán que el guión de la película discurre por senderos no necesariamente fieles al original, recreando más que trasplantando: desde el reconocimiento inicial del valor de la obra literaria, se termina por prescindir de subtramas y darle una entidad independiente al film. Por ejemplo, la ambigüedad sexual propia de Ripley, y las reprimidas pulsiones hacia Philippe que insinúa la “poetisa del miedo” (apodo que le acuñara Graham Greene), no son escarbadas en la cinta; el guionista y Clément dotan al personaje de todavía un mayor grado de frialdad, falta de empatía y ensimismamiento, concentrándolo con exclusividad en la consecución de sus planes arribistas.

Con probabilidad, sea en las logradas escenas previas al asesinato de Philippe, que Clément resuelve en apenas un visceral instante, donde anide la sensación de constante tensión e intranquilidad que transmiten en esta película las nada apacibles aguas oceánicas reflejadas a bordo del velero. Alain Delon, por su parte, a través de los gestos, de las miradas sutiles, se erige como la encarnación misma del sujeto amoral dispuesto a saciar por cualquier medio sus turbias ambiciones; merece calificarse de legendaria su personificación, pues emana, con embriagadora fuerza, esa oscura belleza que surge de la luminiscencia de sus ojos, de la intensidad de su escudriñamiento.

Se nota que a René Clément, al rodar Plein soleil, no le fueron ajenas las revolucionarias conceptualizaciones teóricas y las innovaciones técnicas que comenzaban a gestarse en Francia, de la mano de la nouvelle vague, precisamente por finales de los años cincuenta. Sin embargo, los patrones narrativos del film, lejos de las drásticas renovaciones llevadas a cabo por Godard, son más bien convencionales. Es preciso destacar, no obstante, la malsana hermosura que se desprende de las acentuadas irisaciones que nos regala la fotografía de Henry Decaë, notable especialista del trabajo con luz natural, que venía de  colaborar con Truffaut nada menos que en Les Quatre cents coups (Los cuatrocientos golpes). Como si eso no fuera suficiente, hay que añadir la adecuadísima partitura de Nino Rota (vale decir, “el músico de Fellini”), que se complementa con la cadencia y brío de las imágenes.

El Tom Ripley de Clément, para quien escribe, quedará enmarcado en la selecta lista de “entrañables psicópatas” que nos ha brindado el cine, sin los aires metafísicos del niño Damien de The Omen, pero con la misma mirada perturbadora, aquella que asusta porque surge de las profundidades del mal.

Plein soleil (Francia,1960)
Director: René Clemént.
Intérpretes: Alain Delon, Maurice Ronet
, Marie Laforêt, Erno Crisa, Frank Latimore, Billy Kearns.
Calificación: 7,25.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a “Plein soleil”, de René Clément

  1. padawan dijo:

    Esta película me gusta un montón. Y no sólo la historia, si no toda la ambientación, el color azul tan intenso del mar, el sol, las costas y pueblos de Italia, todo tiene un tono, veraniego, decadente

  2. Ignacio dijo:

    Me parece que Alain Delon ha sido muchas veces subestimado como actor. No hay más que compararlo con Matt Damon en la remake que hicieron hará algunos años de esta novela de Highsmith.

    Me gusta más este aspecto del blog. Lo noto como más prolijo.

  3. avellanal dijo:

    Pads: así es. Y el gran mérito, en cierto sentido, lo tiene el director de fotografía al que hacía alusión.

    Ignacio: me sorprende que hayas visto ésta película. Completamente de acuerdo: Matt Damon es un actor altamente sobrevalorado. No sé si más prolijo, pero el que no haya tantas columnas, me parece, como mínimo le aporta más sencillez.

  4. iarsang dijo:

    Pues sí, gran película, aunque la vi hace ya unos años y no la recuerdo bien pero sí me quedó grabada la sensación de frialdad que transmite y lo bien que está Delon en su papel. Como por lo visto también merece la pena espero leerme en algún momento el libro de Highsmith, de la que creo todavía no he leído nada.

  5. ¿Qué cosas interesantes has visto en mi blog?

    Saludos desde España.

  6. carlos dijo:

    Vi la película en un pueblo de la Costa Brava, en 1964, con 17 años de edad. La película gustó; se decía en aquel entonces que era una nueva forma de hacer cine en cuanto a encuadres y al movimiento de la cámara. Igualmente la gente decía que Alain Delon, reciente novedad en las pantallas españolas, recordaba al fallecido James Dean, sin embargo, cada persona es irrepetible, y Delon nunca cayó en el error de imitar al desaparecido actor norteamericano. A finales de junio de 2009 el canal Cinematk ofreció la versión original en francés de A pleno sol (Plein soleil) y que tuve ocasión de grabar. No haya nada más positivo para los amantes del Cine que escuchar a los actores y actrices con su voz e idiomas originales.

  7. GERMAN PINEDO dijo:

    hola ..hace mucho vi una pelicula con el, en la cual era un terrorista, pues volo una montaña rusa, aqui en Perú se llamo TERROR EN LA MONTAÑA RUSA, alguien me podria decir como es que se llama realmente dicha pelicula?
    un abrazo a todos y gracias por la respuesta..
    Desde Perú
    GERMAN PINEDO CH germanjr@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s