Sudáfrica 2010: reflexiones al cierre (II)

Sobre España: cuatro años después que Italia se consagrara en tierras alemanas, extremando el catenaccio hasta límites verdaderamente espantosos, el mundo del fútbol se vuelve a poner de pie ante un seleccionado que otra vez posicionó al toque en un pedestal, demostrando que se puede colocar el balón a ras del suelo, tocar permanentemente, no traicionar un estilo arriesgado y ambicioso, y al mismo tiempo, obtener éxitos deportivos considerables. La fiebre resultadista, la lógica de ganar a cualquier precio, el tacticismo a ultranza, me figuro, han recibido una cachetada descomunal con este festival de un fútbol de constante búsqueda estética y ofensiva que desplegó el conjunto de Vicente Del Bosque. Tal vez España no haya brillado como en la Eurocopa de 2008, pero mantuvo incólume una idea cardinal de juego que en ningún momento estuvo dispuesta a negociar, ni siquiera en los más adversos, como en aquella injusta derrota inaugural con Suiza. La solidez española, como viene siendo sistemático desde la época de Aragonés, nuevamente se sustentó en un mediocampo exquisito, plagado de toque corto, profundo y preciso, y fuente generadora de un fútbol tan vistoso como efectivo. La actuación de Iker Casillas constituyó otro pilar fundamental de la coronación roja: volvió a demostrar que los grandes arqueros aparecen en las paradas bravas, en los instantes decisivos; el que no le hayan marcado un gol en toda la segunda fase así lo confirma. En síntesis, la España más sudamericana jamás vista consiguió el primer mundial de su historia, mientras que el Brasil más europeo que se recuerde pasó sin pena ni gloria por Sudáfrica. Ojalá España siga por la misma senda y Brasil recupere la memoria.

Sobre Iniesta: pocos futbolistas en la actualidad saben aprovechar cada metro cuadrado del campo de juego como el mediocampista del Barcelona. Pocos también son tan certeros a la hora de entregarle al pie el balón al compañero mejor ubicado, pocos hacen gala de una técnica tan depurada poniéndola siempre al servicio del conjunto. Al igual que Xavi, todo el juego del campeón del mundo pasó por los pies de Iniesta: fue la columna vertebral, el cerebro, el conductor, y hasta se vistió de héroe y goleador en el partido más trascendente de todos. Jugadores de mayor relevancia mediática, como Messi, Ronaldo, Kaká o Rooney, terminaron diluyéndose en la manía individualista, salvavidas de plomo para sus respectivos seleccionados, mientras que Iniesta, sin apelar al lucimiento individual per se y anteponiendo siempre los intereses colectivos, se transformó en el director de una orquesta que sonó casi a la perfección: enhebrada, talentosa, aceitada y solidaria entre sí. Por si quedaban dudas, en este Mundial se ha comprobado que ver jugar a Iniesta, como a Zidane en sus tiempos, es asistir a una renovada fiesta.

Esta entrada fue publicada en Deportes. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sudáfrica 2010: reflexiones al cierre (II)

  1. lucila g. dijo:

    Gracias por hacerme caso en lo que respecta a escribir sobre el seleccionado campeón del mundo. Lo que dices sobre Andrés Iniesta es totalmente correcto, para mí y más luego de esta actuación está en el podio de los mejores jugadores del mundo. Xavi también fue muy importante. Y Casillas desde luego. Da gusto ver jugar a España.

  2. tucho dijo:

    No me pareció tan deslumbrante España, para qué mentir. Ganó todos los partidos con lo justo, más teniendo la pelota que profundizando y peloteando al rival, por lo que los ubico bastante lejos del jogo bonito y más cerca del bianchismo boquense (todo un mérito, sin dudas).

    De hecho, trazando el mismo paralelo, Iniesta es un jugador muy similar a Riquelme y, si en la final no hacía el gol y España perdía -sé que es mucha suposición pero no la puedo evitar- a él lo hubieran destrozado por jugar el partido de manera tan displicente (casi que lo sobró, mírenlo de vuelta y van a ver que regaló muchas pelotas).

    Ojo, el mediocampo al lado de aquellos de Boca era un lujo, y creo que Xabi Alonso merece ser más nombrado en el repaso de los jugadores clave.

    Saludos Clau.

  3. Facu dijo:

    Xavi y Xavi Alonso, como han dicho los que me precedieron en los comentarios, para mí también fueron importantísimos, cada uno en su función. Y creo que ahí radica otro de los méritos de España: cada jugador sabía cuál era su misión en la cancha y no se superponían. Igualmente yo coincido con destacar por sobre todos los demás a Iniesta y Casillas. Ahí al lado, también Villa.

  4. Ibán dijo:

    Yo a Xabi Alonso también le dedicada una elegía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s