¿Cotidiano placer en vías de extinción?

Entre el amasijo de desventajas e inconveniencias que ofrece la alternativa del transporte público –al menos en la Argentina actual–, siempre existen pequeños detalles que ofician de compensadores, acaso vano consuelo de entusiastas. En mi caso, suelo entretenerme espiando los libros en que los pasajeros se encuentran enfrascados –a veces, descuidando mis propias lecturas, es claro–. No abordo colectivos ni subtes destinados con exclusividad a esos “bichos raros” que todavía conservan la costumbre de leer, pero en la última semana, grata fue mi sorpresa al toparme con un muchacho completamente abstraído en las páginas del cortazariano Libro de Manuel. También me descubrí haciendo unas ridículas contorsiones para develar que la señora del asiento delantero tenía entres sus manos el Ensayo sobre el don, de  Marcel Mauss. Quizás algunos pícaros o presuntuosos, a sabiendas que existimos los abonados a esta inofensiva modalidad de voyeurismo mal disimulado, hagan ostentación de libros canónicos o exquisitos que, en el fondo, son de utilería. ¿Una forma rebuscada de seducción? Sospecho que no estaría del todo mal someter a cada potencial lector a un somero interrogatorio para ver hasta qué punto leen lo que exhiben en público.

Pero esta costumbre de posar nuestros ojos en los libros de los demás no se practica de ningún modo solamente arriba del transporte público, sino también en las plazas, en los bares, en las salas de espera, en las playas, en los pasillos de la facultad, y un largo etcétera. El escritor español Juan Cruz comenta una curiosa situación protagonizada por dos Premio Nobel: parece que durante un vuelo en el que coincidieron Camilo José Cela y Mario Vargas Llosa, éste llevó su intriga al nivel de la desesperación, pues el español llevaba varias horas ensimismado en un libro con tapas forradas. El peruano aprovechó una escapada al baño del prolífico Cela, para descubrir que tras los oscuros forros se escondía una obra… ¡del propio Cela!

Lo cierto es que ese incontenible placer que causa descubrir lo que está leyendo nuestro circunstancial vecino se encuentra amenazado. En el (casi) interminable debate que surge a raíz de la avanzada del e-book, de su proliferación e incorporación a nuestra vida cotidiana, los fundamentalistas del libro en su versión tradicional no deberían dejar pasar por alto este pequeño detalle de las tapas. Motoko Ritch escribió al respecto para “The New York Times”: Perhaps no other element of the book-making process receives as much input from as many different people as the jacket (…) Among other changes heralded by the e-book era, digital editions are bumping book covers off the subway, the coffee table and the beach.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, General. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿Cotidiano placer en vías de extinción?

  1. En algo parecido pensaba esta mañana mientras viajaba en tren, antes de leer el presente texto. Sentía una gran frustración al leer, al mismo tiempo que su propietario, páginas y páginas de un libro que me sonaba terriblemente, pero cuyo título, autor y portadas eran desconocidas. Afortunadamente he podido reconocer uno de los nombres (Jon Nieve, de la saga Canción de Hielo y Fuego) y he atado cabos, pero la presión y la frustración casi que las llevo todavía encima XD

    Sin duda echaremos de menos este “voyeurismo”. Las generaciones venideras no, claro. Al fin y al cabo, ¿qué otra actividad lo podría sustituir?

  2. Acner dijo:

    Excelente! Lo estoy compartiendo.
    Te cuento una pequeña frustración. En una ocasión en que estuve en Madrid, en cuyo metro hay toooodo tipo de gente, había una muchacha asiática tan interesante (no sé por qué, por la forma de sentarse, por el estilo con que apartaba la vista del libro cada cierto tiempo). Me cambié de asiento dos veces para ver mejor el título , a riesgo de que alguien creyera que yo era un carterista o algo así, pero inútil, el libro estaba en mandarín :(

  3. avellanal dijo:

    Kapellmeister: así que la saga Canción de Hielo y Fuego, eh. ¿Has leído todos los libros existentes de la misma? Hace un par de años estuve a punto de comprar las 4 obras publicadas, pero luego me arrepentí. Y sí, esa frustración no se evapora tan fácilmente.

    Acner: ¡muchísimas gracias! Pues, a menudo, no es el objeto en sí mismo lo que causa nuestros desvelos, sino el sujeto que lo sostiene.

  4. Leí los tres primeros y a medio libro cuarto lo dejé. Creo que lo que lo causó fue el aburrimiento que me provocaba el estilo de Martin, a pesar de que estaba intrigado por al historia. Todo está muy bien hilado y tratado, pero llegó un punto en el que perdí el interés. ¿Sobredosis? Quizá sí. Supongo que cuando estén todos los libros publicados retomaré la saga. Hasta entonces (y como van a pasar muchos años para que sea posible hacerlo) los tendré apartados en un rincón, pero con la certeza de que algún día volverán a caer en mis manos.

  5. padawan dijo:

    ¡Clau, deberías darles una oportunidad! Es cierto que el cuarto es un libro con un ritmo muy lento, pero claro, estructuralmente es lo que necesita.

    Por lo demás, yo siempre trato de espiar lo que la gente lee, intento ver las tapas o echar un vistazo al texto a ver si reconozco algún personaje. Y me da rabia ver libros forrados y ebooks, ¡así no hay manera! Aunque he de reconocer que una vez forré un libro para leerlo en el metro porque… me daba vergüenza jejeje

    Una vez vi a una chica tratando de ver qué es lo que estaba leyendo, estaba en una postura bastante curiosa así que cerré el libro y le enseñé la portada… la pobre se puso colorada jijijiji

  6. avellanal dijo:

    Creo que voy a darle una oportunidad a Martin, sí. Sobre todo, considerando que la saga ha caído en manos de dos exquisitos lectores como ustedes. La próxima vez no lo dejaré pasar.

    Por lo demás, Pads, ahora has despertado mi indómita curiosidad con ese libro que forraste porque te causaba vergüenza. ¿Qué libro podría ser? ¿Algo infantil, algo demasiado light, algo muy “rosa”? Jajaja, supongo que a todos nos ha pasado alguna vez una experiencia similar.

  7. padawan dijo:

    Aprovecho para hacerme autobombo, era este libro http://mundomuyzarro.blogspot.com/2010/09/matatrolls.html Con esa portada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s